Géminis con Ascendente en Géminis

Géminis con Ascendente en Géminis - HoroscopoGéminis.eu

Cuando la Alegría se Multiplica

Conocer tu ascendente te dará información muy valiosa acerca de ti mismo. Muchas veces puede que sientas que no encajas exactamente en todas las descripciones de tu signo, eso se debe a que el ascendente es muy distinto de tu signo zodiacal y, por consiguiente, sus características se mezclan con este último, logrando una combinación tan atípica como maravillosa.

En el caso de los Géminis con ascendente en Acuario, nos encontramos con personas cuya alegría y positivismo se potencia, puesto que ambos signos cuentan con muchas ganas de vivir, de hacer cosas nuevas y de crear fuertes vínculos de amistad y sociales. La risa resulta ser un elemento ineludible en las instancias que compartimos con estos nativos y, cuando van a elegir un compañero de vida, resulta fundamental que la persona sepa reír en los momentos oportunos y, lo que es más importante aún, que sepa hacer reír, pero sin perder nunca el estilo y el buen gusto.

Amor Verdadero

Un aspecto muy positivo que tu ascendente del aguador te traerá será el de terminar con las superficialidades en el amor, algo muy característico del volátil Géminis, para que finalmente te aboques a la búsqueda del amor verdadero, de ese con el que compartirás desde lo más pomposo a lo más cotidiano. Cuando llegue el momento sabrás cómo jugar tus cartas y serás la envidia en aquellos Géminis que no cuenten con Acuario como su ascendente, quienes suelen perderse en el camino del genuino amor.

La Escucha como Herramienta

Con tu ascendente en Acuario eres una persona que siempre está dispuesta a escuchar las dos campanas de la historia y, como no podía ser de otra manera, te encuentras pronto para saltar al siguiente paso, haciendo del cambio y la innovación una filosofía de vida. Es prácticamente imposible que te quedes quieto en un mismo sitio y la tradición es para ti una inútil burocracia que sólo impide el verdadero crecimiento y progreso.

El Vértigo

Tu vida misma es un vértigo permanente, que incluso cuando la situación se tranquiliza un poco, tiendes a intentar levantarla a como de lugar. Te es imposible quedarte quieto en una actividad y estás permanentemente buscando algo nuevo para hacer y, en especial, algo que te haga sentir el vértigo de un salto, de una carrera o de un riesgo, ya que hasta esto último es preferible al tedio de quedarse leyendo en la biblioteca, por muy interesante que el libro esté.

Tu mayor desventaja es que te cuesta mucho comprometerte, con lo que sea excepto con el amor cuando sientes que te ha llegado la hora, puesto que todo compromiso exige entrega y dedicación, características que has preferido hacer a un lado para vivir la adrenalina del momento y del no saber qué es lo que ocurrirá dentro de dos horas.

Tus Comentarios